Condecoración a funcionarios públicos en Miraflores
El presidente Rafael Caldera durante sus palabras en el Salón del Consejo de Ministros del Palacio de Miraflores.

La tarea del funcionario público es dura, exigente y mal recompensada

Acto de condecoración de altos funcionarios del Gobierno Nacional, realizado en el salón de Consejo de Ministros en el Palacio de Miraflores, el 18 de enero de 1999.

 

Me complace mucho realizar este acto de reconocimiento a compatriotas que han compartido las difíciles y exigentes labores en el presente período constitucional. Es un reconocimiento al mérito en el cumplimiento del deber.

La tarea del funcionario público en Venezuela es dura, exigente y mal recompensada. La recompensa moral es la principal. De manera que el hecho de entregarles –de acuerdo con lo previsto en la Ley de la materia– la Orden del Libertador en su grado de Gran Cordón es una declaración de aprecio, una declaración de gratitud, una declaración de mérito. Aquellos que la reciben hoy estoy seguro de que la usarán siempre con gran dignidad.

Quiero dejar constancia expresa de que mi propósito fue encabezar esta lista con mi hijo Andrés, quien desempeñó en este período, con honestidad y eficiencia, la Secretaría en los dos primeros años de mi gobierno. Fue su decisión personal, por razones que no comparto pero que respeto, el declinar este honor. Pero quiero dejar esa constancia –como lo dije antes– de que la Orden del Libertador le corresponde por haber ejercido con eficiencia y honestidad el cargo difícil y exigente de Ministro de la Secretaría en la primera mitad del presente período de Gobierno.

Quiero felicitar a los condecorados y reiterarles el testimonio de mi amistad y de mi aprecio. Renovarles, en nombre de la República, el agradecimiento, seguro de que cuando se haga un juicio imparcial y severo pero justo, de la labor cumplida, se reconocerá que todos pusieron su capacidad, su energía y su experiencia al servicio de las mejores causas del pueblo venezolano.

Reciban, pues, repito, mi felicitación y mi agradecimiento en nombre de la República por sus valiosos servicios prestados a Venezuela.

Muchas gracias.